Derribo del Colegio Alemán de Madrid

Colegio Alemán de Madrid

Estas últimas semana ha sido noticia el derribo del Colegio Alemán de Madrid porque venía acompañada de polémica.

El Colegio Alemán de Madrid fue inaugurado hace 58 años por los arquitectos Alois Giefer y Hermann Mäckler, bajo la dirección de Willi Schoebel Ungría.

Fue una de las construcciones arquitectónicas en materia escolar más innovadores de las época porque fue de los primero edificios que incluían una planificación mixta de las aulas y un ejemplo del Movimiento Moderno en la capital española.

Este colegio albergaba más de 900 alumnos, motivo por el cual, tuvieron que cambiar el emplazamiento de dicho colegio a la calle Concha Espina (en los años 30 se localizaba en la esquina de la calle Zurbarán con Fortuny).

Desde hace 5 años, se encontraba en desuso ya que trasladaron la sede del colegio a Montecarmelo y es por ello, que se decidió proceder a su demolición. No por ello, sin cierta controversia.

El Colegio Alemán de Madrid como bien protegido

A pesar de que se encuentra dentro del “Recinto de la Villa de Madrid” que sí es Bien de Interés Cultural (BIC), este Colegio no estaba protegido por sí mismo.

Fue hace un año, en la Junta Municipal de Chamartín, donde se aprobó impulsar su blindaje pero no fue incluido en el Catálogo de Bienes Protegidos de la ciudad de Madrid.

Motivos del derribo del Colegio Alemán de Madrid

El inmueble, propiedad del Gobierno alemán, estuvo en venta y lo adquirió la en 2010, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios con el objetivo de ampliar las actividades del Hospital San Rafael, reestructurándolo como “edificio de uso docente con oficinas y garaje con aparcamiento”.

La polémica está servida, pero en cualquiera de los casos, lo que no podemos negar es el significado simbólico que tuvo este edificio en la década de los 60.

 

Fuente: http://bit.ly/2Spt2K9

Imagen: ABC Madrid